El juicio se celebró el 25/02/2014.

– ¿Jura solemnemente decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?

-Lo juro señoría.

-Enumere los hechos.

-Seis meses de cortejo, una noche.
Jugamos a no cenar y ser cenados.
Las sábanas fueron la sabana. Dos animales.
Sus ojos provocaron miopía en los míos. Ya no hubo mujer atractiva.
El ácido de su boca abrasó mi garganta.
Destrozó mi lengua con la lija de su piel.
El placer hizo metástasis en mi cuerpo.
Los gemidos perforaron mis tímpanos.
Roció su aroma y quemó mi olfato.
Sus orgasmos paralizaron mis extremidades.
Juró a no jurar con otro. Lo juro.

-¿Y después que pasó?

-Yo terminé de hacer el amor y ella de follar. Me apetecía fumarme un cigarro. Busqué el mechero por mis pantalones cual ladrón, pero no encontré ninguno. Le pedí si tenía uno cerca. Ella se levantó y sin mirar el bolso sacó uno. Ahí terminó todo.

-¿Cómo que terminó todo?

-Si. En aquel mechero había grabada una frase que decía:

14/02/2014 Te amo mi vida.

Fdo: Erick Amado.